Remedios naturales estreñimiento kamagra España limpieza de pulmón hierbas cialis cuadros de prescription de Gucci

La Albi de Toulouse

DarR 8 julio 2010 0

panorámica albi 

Llevo unos días en la zona de Midi-Pyrénées, al sur de la República francesa. Concretamente estoy en el Departamento de Tarn et Garonne, que debe su nombre al precioso río que atraviesa el lugar y la capital de la región es Toulouse, tan conocida en España por ser un centro de recepción de emigrantes españoles en los años 60. De hecho, aún son muchos los compatriotas que continúan viviendo por aquí y muchos los franceses que llevan apellidos de España, hijos de aquellos emigrantes.

Pero hoy nos vamos a centrar en el pueblo en el que estoy en estos momentos. Pocos saben que aquí, en Albi, nació el pintor neorrealista Henri Toulouse-Lautrec y, en su ciudad natal, está situado su museo.

henri toulouse-lautrec

La pinacoteca se instala en el Palacio de la Berbie, un magnífico conjunto episcopal construído entre los siglos XIII al XVIII, en las proximidades de la Catedral de Sainte Cécile y en las riveras del río Tarn.

La Berbie cuenta además con un impresionante espacio ajardinado, de estilo versallesco; constituyendo todo uno de los mejores conjuntos episcopales, en cuanto a conservación, de toda Francia. De hecho, está declarado Monumento Histórico y forma parte de la ciudad episcopal de Albi, que es candidata a Patrimonio Histórico de la Humanidad.


jardines de berbie

Resulta imponente entrar en la galería y encontrarse, casi de bruces, con la obra del genio bohemio. Y digo de bruces, porque aunque el museo acoge a más de 160.000 visitantes al año, su concepción, la forma de presentar las obras, la iluminación de las mismas, su protección y conservación… dejan mucho que desear.

Afortunadamente, el espacio está sometido a un proceso de renovación que esperamos culmine en lugar digno de su pasado artístico e histórico y de acoger la obra de pintor y cartelista, bajo las condiciones que se merece.

cartel

La verdad es que, a pesar de eso pequeños fallos que estropean un poco la visita, tanto la obra como el marco incomparable en el que se alberga hacen que atravesar sus puertas merezca la pena, aunque durante estos días también resulta difícil. La ciudad celebra su Festival Pause Guitare, en su 14 edición. Conciertos como los de Vanessa Paradise, Coeur de Pirate o Patti Smith han hecho necesario cercar el recinto abierto entre la catedral y el museo; y un gigantesco escenario y no menos enorme grada dificultan los accesos (no imposibles) a los conjuntos histórico-artísticos.

El mundo es enorme. No te quedes mirándote el ombligo.